Vestidas para soñar

La madrugada del pasado domingo 24 de febrero fue de las más esperadas por los amantes del cine… y de la moda. La alfombra roja de los Oscars brilló con el glamour de las actrices que la pisaron. ¿O no? Desde hace unos años, son muchas las voces que se alzan quejándose de la falta de nivel estilístico que hay en la misma.

Sin embargo, y dejando de lado las grandes ausencias, nosotros nos quedamos con algunas de las famosas que brillaron con luz propia:

Oscars 01

Imagen de vogue.es

La ganadora del Oscar a Mejor Actriz, Jennifer Lawrence, acertó de pleno con este vestido de Dior Alta Costura, de aire casi nupcial. En tono nude casi blanco y escote palabra de honor (el rey de la noche), se ajustaba perfectamente a la silueta hasta dar paso a una gran falda abullonada, emulando a los clásicos vestidos de princesas con el que casi todas las niñas han soñado alguna vez. Un vestido de ensueño para una noche mágica.

Oscars 03

Imagen de vogue.es

Naomi Watts, inmediata rival de Jennifer Lawrence, deslumbró con un vestido de Armani Privé a base de pailletes en tonos metálicos y escote asimétrico. Se ajustaba a su figura como una segunda piel, y el maquillaje y el peinado terminaron de completar un conjunto 10. Perfecta.

Oscars 02

Imagen de vogue.es

Amy Adams es otra de nuestras favoritas, con un vestido de Óscar de la Renta en tono plateado, escote palabra de honor y una voluminosa falda a base de pequeñas capas de tul. Escultural y magnífico para la ocasión, a la altura de lo que la alfombra roja requiere.

Oscars 04

Imagen de vogue.es

Y desde aquí, queremos destacar a la que para nosotros fue la mejor y, curiosamente, ha sido de las grandes olvidadas en todas las listas de “mejor vestida”: la estilista, periodista de moda y presentadora Louis Roe. Un semirecogido sencillo y un maquillaje que marcaba sus grandes ojos estaban en total armonía con el impresionante vestido de Monique Lhuillier que escogió: con un corte sirena y en tono nude y rojo con unas formas que subían por el escote y cerraba la zona superior del mismo. Para nosotros fue el más adecuado, porque tenía la sofisticación y la clase que requería la ocasión pero no caía en la quizás “ñoñería” del vestido de Lawrence. Roe dio una lección de estilo que las invitadas del próximo año deberían tener muy en cuenta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: